campus virtual
CAMPUS VIRTUAL

Cada vez somos más conscientes de que para posicionarnos mejor en el mercado laboral y garantizar nuestro propio desarrollo, debemos buscar oportunidades de aprendizaje continuo.

Hoy en día, el éxito profesional de cada individuo está determinado por la capacidad de adaptarse a los cambios y la disposición a responsabilizarse por el desarrollo de su carrera.

Estamos inmersos en lo que se conoce como la cuarta revolución industrial, con nuevos modelos de negocio impulsados por la transformación digital. Vivimos en un entorno de incertidumbre, complejidad y ambigüedad de cuanto nos rodea. Y por si fuera poco, viene acompañado por un entorno laboral cambiante y muy competitivo.

La verdadera revolución lo será de competencias. El éxito de empresas y personas en la era digital radica en el equilibrio entre tecnología, talento y la conexión humana.

El trabajador digital debe educar su mente y hacerlo va más allá de obtener un título universitario. Realizar Cursos o Maestrías en necesario. Y en la actualidad no basta con las formaciones regladas clásicas, resultan muy valiosos nuevos modelos que representan una inversión del futuro-presente.

En la era digital hay oportunidades infinitas de aprendizaje, más dinámicas y accesibles y todas ellas muy efectivas. Restringir las posibilidades a las opciones de siempre es una limitación.

Oportunidades de formación continua en la era digital

  1. Los blogs. Las compañías saben que los empleados que hablan de los productos y servicios de sus empresas y contribuyen a humanizar las marcas de cara a los clientes. Esto generan confianza y credibilidad en ellas. Así que cada vez es más frecuente que profesionales en todos los campos dediquen su tiempo a escribir publicaciones en blogs corporativos o personales. En la era de la colaboración, quienes comparten lo que saben aportan un valor enorme a la comunidad y a su propia empresa.
  2. Asistencia a eventos y ferias del sector. Salir y mirar lo que hacen otros es un ejercicio de aprendizaje excelente que permite, no sólo adquirir conocimientos, sino también establecer contactos y a veces relaciones de colaboración con la empresa o el profesional que los transmiten. Es el networking, tan deseable en la era digital.
  3. Conferencias en videoconferencia. Muchos eventos tradicionales ofrecen ya la opción de la asistencia virtual, que sólo requiere una conexión a Internet. La cantidad de contenidos disponibles y el nivel de los ponentes es asombroso. Puede que alguien lo encuentre más frío que lo presencial pero también tiene ventajas, como poder acceder a encuentros en otras ciudades, la comodidad de seguirlos desde casa o de poder revisar el contenido en otro momento.
  4. Tutoriales de vídeo. En YouTube es posible encontrar vídeos de ayuda para casi cualquier tema. Los videotutoriales son especialmente prácticos cuando la necesidad gira en torno a cómo utilizar alguna herramienta o un nuevo software.
  5. Redes Sociales y Comunidades de interés. La capacidad de poder unirse desde Linkedin o Facebook a grupos de trabajo permite participar en equipos de “educadores informales”. Es un lujo poder escuchar a los maestros, debatir y compartir experiencias y artículos en relación a los temas a los que uno desea acercarse. Los profesionales que participan en estas comunidades suelen estar abiertos a preguntas o sugerencias que guíen a quienes están comenzando.

La capacidad de reinventarse constantemente es vital si queremos aportar valor en nuestras respectivas empresas. Es posible que el mayor desafío de la Transformación Digital al que se enfrenta nuestra sociedad sea la educación. En el gráfico inferior se observa la intersección en la que debe desenvolverse “el aprendiz del siglo XXI”.

 el-aprendiz-del-siglo-21

La fórmula del éxito sería, por tanto, aptitud más actitud y, sobre todo, la voluntad de querer. Aunque, en pleno darwinismo digital, lo de querer ya no se ve como una opción pues de ello depende la propia supervivencia.

Cualquier organización y sus integrantes tienen ante sí el reto de la “formación continua, la evolución continua, el aprendizaje continuo”.