campus virtual
CAMPUS VIRTUAL

El Gerente de Ventas de una organización tiene un cargo estratégico, es el que lleva a cargo una de las responsabilidades más grandes de cualquier organización.  De él, en gran medida, depende el éxito de la misma. ¿Qué características debería tener esta persona?

Cualquier persona puede alimentar las cualidades propias de este cargo, sin embargo, hay que estar consiente de cuáles son esas características en función de los retos que nos plantean las organizaciones de hoy. A continuación, les dejamos una breve guía acerca del “deber ser” de un gerente se ventas ideal.

Un buen Gerente de Ventas debe:

Ser un buen vendedor. Pero no solo “de la boca hacia afuera”. Generalmente el Gerente de Ventas está al frente de un equipo de vendedores. Entonces, debe ser tan buen vendedor que los primeros en comprarlo sean los miembros de su equipo de trabajo.

Ser un líder que sepa conducir al equipo hacia la consecución de los objetivos de venta de la empresa. Las ventas se miden por “metas cumplidas”, este es un indicador que al no ser logrado, puede generar decaimiento en los equipos. Por eso el Gerente de Ventas debe saber usar sus dotes de liderazgo para no dejar que el equipo se amilane.

Ser honesto, ya que este tipo de cargos se sitúa en ciertos niveles de confianza. Tanto en la empresa para la cual labora, como para las empresas de sus clientes. Por tanto tiene que contar con la solvencia moral necesaria para que su equipo lo respete y lo siga en la toma de sus decisiones.

Ser ordenado y planificado. Establecer metas y objetivos, evaluaciones, forecast de ventas y presupuestar, debe ser el “pan nuestro de cada día”. Un gerente en sí debe ser planificado; pero si hablamos de una gerencia de ventas, la ecuación se multiplica, pues, del éxito de las ventas depende la estabilidad de las empresas.

Ser un profesional que sepa proyectar a corto, mediano y largo plazo. Calcular la demanda de productos y pronosticar las ventas de sus equipos, son actividades clave para la estabilidad de las empresas. Es un individuo que reduce riesgo y lo maneja a través de las proyecciones.

Ser un profesional constantemente actualizado. Una de las áreas en constante evolución, que siempre está a la vanguardia, son las ventas. Es importante que los equipos estén constantemente actualizados y capacitados en los nuevos programas y técnicas. Para ello el Gerente de Ventas debe llevar la batuta.

Ser un motivador nato. La motivación es importante para todas las áreas de la vida. Pero cuando hablamos de ventas y de dirigir equipos de ventas, la motivación se convierte en un insumo vital.  El Gerente de Ventas es el miembro del equipo que torna las adversidades en oportunidad de mejora o de crecimiento.

Sí sigues esta guía, el éxito está garantizado. No porque sea una fórmula mágica, sino porque establece una serie de cualidades, que aplicadas de forma constante y sostenidas en el tiempo, garantizan la estabilidad de los equipos y el logro de los objetivos.